azúcar margarittas

azúcar margarittas

Hay muchas razones por las cuales el azúcar no es bueno para la salud: arruina la piel, empeora el sueño y altera el intestino, entre otros efectos secundarios desagradables. Pero, ¿qué sucede cuando dejamos el azúcar?

Lo primero es lo primero: según el Dr. Smith, el autor del libro “Blast the sugar out”, nadie puede técnicamente “dejar ” el azúcar, ya que es el combustible que utiliza nuestro cuerpo y está presente en muchos alimentos saludables, como frutas, verduras y granos integrales. En cambio, se trata de aprender a comer los dulces con moderación, ya que incluso llevando una dieta saludable, es probable que estés tomando más azúcar de lo que piensas.

Si bien hay muchos métodos para dejar este hábito, el Dr. Smith recomienda abandonarlo en el transcurso de cinco semanas, disminuyendo su consumo alrededor del 20 por ciento cada siete días. Al final, habrás eliminado aproximadamente dos tercios de tu ingesta media de azúcar. Y mientras permanezcas por debajo de la cantidad diaria recomendada de 25 gramos al día, aún puedes permitirte un buen postre de vez en cuando. No está mal, ¿verdad?

Semana 1: La lucha es real (pero manejable)

De acuerdo, primero las malas noticias: el Dr. Smith advierte de que debes prepararte para los síntomas de abstinencia durante los primeros tres a cinco días después de reducir el azúcar. “Lo primero que notan las personas es que generalmente tienen dolores de cabeza, similares a la abstinencia de cafeína”, dice. “También afirman notar una disminución en los niveles de energía y en la agudeza mental, así como malestar gastrointestinal”.

No está del todo claro por qué ocurre esto desde un punto de vista bioquímico, pero la investigación muestra que renunciar al azúcar crea una reacción similar en el cuerpo a la del abandono de las drogas. Los niveles de dopamina disminuyen, mientras que aumenta la acetilcolina, un neurotransmisor que regula la percepción del dolor, y parece ser que este cóctel químico está relacionado con los síntomas de abstinencia.

Es importante recordar que esta fase es solo temporal. El Dr. Smith dice: “No todos lo experimentan, pero si lo haces, tienes que saber que va a mejorar”.

Si te resulta demasiado difícil de soportar, él recomienda comer algo de fruta: algunas opciones son más bajas en azúcar que otras, así que toma las que menos aumenten el índice glucémico.

Semana 2: los antojos continúan

Cuando comience tu segunda semana, probablemente se haya disipado la neblina cerebral y seguramente hayas recuperado gran parte de tu energía. Pero tu cuerpo todavía podría estar preguntándose a dónde fue toda la sacarosa.

“En la semana dos, la mayoría de la gente habla sobre los antojos residuales”, explica el Dr. Smith. “Ya han superado los síntomas de abstinencia, pero les faltan ciertos tipos de sustancias azucaradas”. 

Para combatir esto, dice, asegúrate de comer mucha proteína, grasas saludables y fibra con cada comida, lo que te ayudará a sentirte más lleno durante más tiempo. Los refrescos saludables también ayudarán.

dejar azúcar margarittas

Semana 3: sin subidas de azúcar

Estás en la mitad del partido, lo que significa que probablemente has abandonado las mayores bombas de azúcar. Tal vez hayas te hayas decantado por leche de almendras sin endulzar, o provisto de kéfir sin sabor afrutado.

Ahora es cuando tus esfuerzos comenzarán a verse recompensados. En la tercera semana es cuando realmente comienzas a cosechar los beneficios de esa vida baja en azúcar. “La gente generalmente no tiene antojos, ni síntomas, y está perdiendo peso”, dice el Dr. Smith. (Esto se debe a que el exceso de azúcar se almacena en el cuerpo en forma de grasa, y cuando el excedente desaparece, también lo hace el aumento de peso). “Se sienten llenos de energía y animados, ya que realmente pueden hacer esto”.

También puedes descubrir que tus papilas gustativas están hipersensibilizadas ante cualquier cosa dulce en este momento, lo que hace que los donuts sean mucho más fáciles de rechazar cuando se cruzan en tu camino.

Semana 4: el juego mental

Después de un mes, el juego que tienes con glucosa es más mental que físico. “Esta es una semana psicológica, ese impulso final y purificador”, dice el Dr. Smith. “Aunque todavía tengas algo de azúcar, la cantidad que tienes es menor que cualquiera de las semanas anteriores”.

Ahora es el momento de desintoxicarse por completo. Comprueba todas las etiquetas y busca fuentes de azúcar escondidas. Prueba nuevos aderezos saludables para tus ensaladas, batidos o desayunos con avena. Esta semana también debes dar prioridad a las frutas de bajo índice glucémico y optar por comidas con cero contenido de azúcar tanto como sea posible.

Semana 5 en adelante: modo de mantenimiento

A estas alturas, probablemente descubrirás que tu relación con el azúcar es mucho más saludable de lo que era cuando comenzó, es más un conocido que un obsesivo acosador. “Desde un punto de vista psicológico, te das cuenta de que ya no necesitas azúcar”, dice el Dr. Smith. “También entiendes el efecto que el azúcar alguna vez tuvo en tu cuerpo, porque te sientes revitalizado en la semana cinco”.

En el futuro, no importa tomar un poco de azúcar de aquí y allá, pero hay que pensar en ello como un placer ocasional. “El control de las cantidades es muy importante y tienes que mantenerte alejado de los azúcares agregados”, aconseja. “Pero después de cinco semanas, no deberías tener problemas para tomar decisiones inteligentes”.

[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Image_Widget”][/siteorigin_widget]

Batidos de proteína de Rejuvenated – 20€

La bebida perfecta para mantenerte más lleno por más tiempo, reducir el apetito, mantener los niveles de azúcar en la sangre constantes y ayudar a reducir los niveles de colesterol. Con 21 gramos de proteína orgánica de guisante e ingredientes naturales para mantenerte saciado más tiempo. En tres sabores: chocolate, fresa y plátano.

[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Image_Widget”][/siteorigin_widget]

Re-set de Rejuvenated – 28,5€

Re-set es una fórmula revolucionaria que ayuda a revertir los signos del envejecimiento, aumenta la energía, la pérdida de grasa de forma saludable y ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre.


No comments so far.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional.

COMMENTCOMMENT
Your NameYour Name
EmailEmail
WEBSITEWEBSITE