migrañas-margarittas

migrañas-margarittas

Las migrañas son un trastorno neurológico común que se caracteriza por síntomas múltiples que incluyen dolor de cabeza, náuseas, vómitos y extrema sensibilidad a la luz y al sonido. Los ataques suelen durar de 4 a 72 horas. Están consideradas como la séptima condición más discapacitante por la Organización Mundial de la Salud y afectan aproximadamente al 12% de la población, alrededor de 2/3 de las cuales son mujeres. Hay dos grandes categorías de esta condición: migraña con aura (MA) y migraña sin aura (MO). La primera se caracteriza por la presencia de una perturbación visual, como arcos de luz o color, precediendo a un ataque de migraña.

Los estudios sobre la prevalencia de migrañas dentro de pares de gemelos idénticos y dentro de las familias muestran que un porcentaje significativo de la aparición de migraña es heredable (40-60%), pero un porcentaje casi igual se debe a factores ambientales o epigenéticos (35-55%).

El papel de la metilación

Uno de estos otros factores es el ciclo de metilación. ¿Qué es exactamente? La metilación en el cuerpo es la adición de un átomo de carbono con tres átomos de hidrógeno unidos a él (un grupo metilo) a un sustrato. La metilación ayuda en la síntesis de neurotransmisores, proteínas, fosfolípidos, ADN, ARN, ¡básicamente todo lo que necesitas para que tu cuerpo funcione! 

Es un proceso cíclico en el cuerpo. Tu cuerpo obtiene vitamina B12 y folato de los alimentos que consumes, y esos nutrientes se utilizan para crear una molécula llamada SAMe (S-adenosilmetionina). SAM tiene un grupo metilo unido, que dona a un sustrato. Después de que se dona el grupo metilo, SAMe se convierte en la molécula homocisteína. La homocisteína se convierte en el aminoácido, metionina, que finalmente se vuelve SAMe de nuevo, y el ciclo continúa.

La MTHFR (methlyenetetrahydrofolate reductase) es otro componente importante en el ciclo de metilación. Esta enzima convierte el folato dietético derivado de los alimentos en su forma activa en el cuerpo, el metilfolato. Este paso es necesario para la generación de SAMe y la metilación óptima. Las mutaciones en el gen que codifica la MTHFR pueden causar una función enzimática deficiente y, por lo tanto, una metilación subóptima. Los problemas con la metilación también pueden deberse a la mala nutrición, el estrés y la exposición a toxinas.

Se cree que la metilación deficiente está involucrada en condiciones tales como fatiga crónica, diabetes, cáncer, hipotiroidismo y ansiedad, por nombrar algunas. La investigación indica que la metilación también podría desempeñar un papel en las migrañas.

Cuando se interrumpe el ciclo de metilación, el exceso de homocisteína se acumula en el cuerpo. Se ha descubierto que las migrañas con aura (MA) se asocian con mutaciones en el gen que codifica la enzima MTHFR y niveles elevados de homocisteína. Un estudio midió la cantidad de ácido fólico y folato consumido por las personas que experimentan migrañas y descubrieron que, cuanto más ácido fólico consumían, menos frecuentes eran las migrañas. Es decir, si sus ciclos de metilación estaban funcionando bien, experimentaban menos migrañas. Otros estudios, incluido un metanálisis de datos recopilados previamente, también sugieren que la MTHFR tiene un papel importante en la patología de la migraña. Se cree que los niveles elevados de homocisteína en la sangre probablemente conducen a la inflamación y la dilatación de los vasos sanguíneos cerebrales que se asocia a esta patología.

Curiosamente, las migrañas se asocian con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, una condición en la cual la homocisteína elevada también está implicada.

Cómo evitar las migrañas

Los tratamientos médicos actuales son efectivos en menos de la mitad de los pacientes y algunos tienen efectos secundarios adversos. Pero, ¿y si simplemente proporcionamos al cuerpo las vitaminas y los cofactores esenciales para la metilación óptima? La complementación con folato o ácido fólico, vitamina B6 y vitamina B12 puede reducir los niveles de homocisteína. Un estudio encontró que los pacientes que tomaron una combinación de suplementos de ácido fólico, B6 y B12 redujeron la homocisteína en sangre; además, esto se correlacionó con la reducción de la gravedad y frecuencia de la migraña (MA). Siempre hay que elegir los suplementos con mejores formulaciones y más biodisponibles, con las formas más activas de cada compuesto, ya que, de lo contrario, lo más seguro es que tu cuerpo no los absorba.

Nosotros te recomendamos el Complejo B con metafolin (una forma activa de ácido fólico que se absorbe mucho mejor) y Factor Intrínseco de Douglas Labs. Nosotros lo hemos probado y ¡de verdad funciona! Con solo tomar una cápsula cada mañana conseguirás mejorar la metilación:

complejo_b_con_metafolin_migraña

Complejo B con Metafolin Y Factor Intrínseco (60 cápsulas) – 22€

La reducción del estrés, aunque es difícil de lograr en nuestra vida laboral acelerada, también puede ayudar a reducir sus efectos. Los períodos estresantes de corta duración son uno de los factores desencadenantes más comunes de la migraña. Asimismo, el estrés en la primera infancia puede aumentar el riesgo de sufrir migrañas.

Además, puedes modificar tu dieta para incluir alimentos ricos en donantes de metilo. La remolacha, las espinacas, el brócoli y la espirulina son solo algunos de los alimentos que aumentan la eficacia del ciclo de metilación. ¡Mejorar la metilación y reducir las migrañas es más fácil de lo que piensas!

 


No comments so far.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional.

COMMENTCOMMENT
Your NameYour Name
EmailEmail
WEBSITEWEBSITE